Es una banda de silicón que se coloca alrededor de la parte superior del estómago, armando una especie de reloj de arena, que sirve para reducir considerablemente su capacidad. Esta banda tiene un balón conectado por medio de un tubo a un portal colocado por debajo de la piel y la grasa del abdomen que permite inflar y desinflar la banda, moderando así la cantidad de alimento que el paciente puede recibir de acuerdo al ritmo de pérdida de peso que se busca.

 

Esta banda es ajustada por un especialista para obtener el resultado deseado según las necesidades de cada paciente. La cirugía se realiza con laparoscopía, lo que reduce el tiempo de recuperación después de la operación. Este tipo de cirugía obliga al paciente a reducir la cantidad de comida que consume, sin embargo no interfiere en la absorción normal del alimento.